La séptima vida

...o el gato así lo espera/teme

POV: La persistencia de la visión

Este fin de semana hicimos un juguetito. Pusimos 8 luces (LEDs) conectados a un microcontrolador, que es una pequeñísima computadora muy simple, e hicimos algunos letreros con nuestros nombres.

Las 8 luces en realidad están en una línea. La idea es mover rápidamente el aparatito mientras prendemos y apagamos rápidamente los LED, de tal forma que los patrones se forman durante el viaje del aparatito. Como magia, vemos nuestros patrones aparecer en el aire.

Creo que me divertí más que los niños, pero al menos las palabras microcontrolador, LED y Arduino están ahora en su vocabulario.

Emilio agitó el aparatito con su nombre

Este es nuestro circuito. Una amiga de Andrea conectó los 8 LEDs y sus resistencias, y Emilio puso algunos de los cables naranjas. Aún así, creo que la parte más divertida fue la que yo hice: programar el microcontrolador. El Arduino sirve como programador.